Asi podemos mantener nuestra fortaleza mental

Cuando decimos «fortaleza mental», ¿qué queremos decir realmente? ¿Qué relación existe entre el ejercicio físico y la capacidad de recuperación de la mente?

El cuerpo y la mente están estrechamente relacionados y uno afecta sin duda al otro.

La fortaleza mental es una medida de tu capacidad para recuperarte de los contratiempos.

Si no cuidas tu cuerpo, te faltarán habilidades cognitivas esenciales como la creatividad, la concentración y la memoria.

¿Alguna vez has tenido un mal día en el que todo parece ir mal?

Decides salir a pasear y pronto notas que algo dentro de ti está cambiando: te sientes más ligero, eres capaz de ver las cosas desde otra perspectiva y te preocupas menos.

Camina para obtener una fuerza mental óptima

Caminar a un ritmo constante y estable fomenta maravillosos cambios en el cerebro.

Muchos estudios animan a caminar menos de 30 minutos al día para reducir ciertos problemas mentales, evitar la depresión y mejorar la calidad de vida.

Durante esta media hora, un ejercicio sencillo y regular hace que nuestra mente se «mueva».

Tu cuerpo se llenará de oxígeno, especialmente tu cerebro.

Caminar libera la tensión y ayuda a poner en juego esas ondas cerebrales calmantes.

Esto nos permite alcanzar un nivel de conciencia que nos hace más receptivos al mundo.

La sonrisa, un maravilloso ejercicio de curación

Puede que te sorprendas a ti mismo y ni siquiera creas que cuando sonríes es terapéutico y te llena de positividad.

El simple acto de sonreír puede tener un impacto real en su estado mental.

Sólo tienes que sonreír y tu cerebro te enviará un torrente de endorfinas.

Es como si se reconectara o recuperara la perspectiva de la realidad.

Esto te liberará del estrés diario.

Así que no dudes en sonreír cada día.

Cuando te sientas agotado, mírate al espejo y sonríe.

Mírate a ti mismo y percibe lo que ocurre en tu interior.

Respira profundamente 3 veces al día

El estrés provoca una respiración desequilibrada y acelerada e impide que el cerebro reciba la cantidad adecuada de oxígeno que necesita.

Además, cualquier situación de estrés o ansiedad libera cortisol, una dosis elevada de una hormona que puede afectar negativamente a tu mente y a tu cuerpo.

Para evitar problemas de estrés, asegúrate de realizar ejercicios de respiración profunda.

* Practicar la respiración profunda durante 15 minutos 3 veces al día *

Inhala durante 5 segundos.

Mantenga la respiración durante 7 segundos, luego exhale durante 8 segundos

¡Sigue haciendo estos ejercicios de respiración profunda y verás una gran mejora!

Estiramiento matutino

En otras palabras, proporcionará a su cuerpo relajación, flexibilidad, resistencia y mucho más.

Levántate temprano por la mañana y empieza con algunos estiramientos suaves.

Deben centrarse en el cuello, los hombros, las caderas y la zona lumbar.

Levantar pesas

Te resultará muy terapéutico participar en sencillos ejercicios de resistencia.

Dedica entre 10 y 15 minutos al día a levantar pesas para liberar emociones negativas como la preocupación, la aprensión y el miedo.

Este ejercicio de resistencia de intensidad moderada no sólo le proporcionará músculos más fuertes, sino que también le ayudará a controlar mejor la ira, la frustración, la ansiedad y otras emociones negativas.

Cuando utilices estos cinco sencillos ejercicios, tendrás más agilidad mental día tras día.

Además, estarás preparado para afrontar los retos cotidianos.

Cómo desarrollar fortaleza mental evitando dramas, en 7 pasos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *