4 razones de la sobrecarga de información

En la sociedad conectada de hoy en día, se puede encontrar información en cualquier lugar y en cualquier momento.

Con esta afluencia constante de información, podemos sucumbir rápidamente a la sobrecarga de información.

Hoy en día, tenemos tanta información que procesar que puede tener un efecto devastador en nuestra salud y nuestras emociones.

Esta constante sobrecarga de información en la que nos encontramos hoy en día puede atribuirse a las siguientes razones.

1. Más información de la que podemos procesar

Si busca cualquier tema en Internet, obtendrá millones de resultados.

Si a esto le añadimos los cientos de libros electrónicos y las decenas de libros publicados tradicionalmente que puede comprar, pronto sucumbirá a la sobrecarga de información.

No se puede procesar toda esta información en una vida.

El simple hecho de intentar descubrir quién es una autoridad en la materia añade una nueva dimensión a su búsqueda.

2. Bombardeo de información no solicitada

Todos los días nos bombardean con mensajes no solicitados a través del correo electrónico y las redes sociales.

Además de todo el spam que recibimos a diario, nos bombardean constantemente con publicidad cuando buscamos en Internet.

Nos suscribimos a listas de correo electrónico que ya no son relevantes para nuestro trabajo y a las notificaciones de las redes sociales de noticias que ya no seguimos.

Todo esto aumenta la cantidad de información no solicitada con la que tenemos que lidiar sólo para obtener la información que solicitamos.

3. Velocidad de la nueva información

Era mucho más fácil seguir el flujo de información cuando la mayoría de nuestros datos se entregaban por correo o se obtenían a través de los periódicos.

Hoy en día, gracias a Internet y a las redes sociales, tenemos que hacer frente a la enorme cantidad de información que nos llega de todas partes.

La velocidad de entrega no sólo ha aumentado, sino que sigue acelerándose.

4. La disminución del valor de la información

En un momento de nuestra historia, la Era de la Información se basaba en el principio de que la información tenía valor.

Hoy en día, en la era de la atención, el exceso de información disponible ha cambiado el valor percibido de esta información, haciendo que disminuya rápidamente.

Esto se aplica a toda la información, porque no tenemos ninguna forma eficaz de evaluar honestamente lo que es necesario, lo que es redundante y lo que es simplemente basura.

La cantidad de información de que disponemos y la facilidad de acceso a la misma han crecido exponencialmente en las últimas décadas.

La mejor manera de combatir la sobrecarga de información es comprender las razones que explican esta situación.

Una vez que conozca las causas de la sobrecarga de información, podrá empezar a desarrollar estrategias para superarla.

Sobrecarga de Información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.