Cómo el poder del cerebro y la concentración pueden hacerte más feliz y más afortunado

Es habitual en la literatura de autoayuda que tener más confianza en uno mismo, creer en la propia persona y tener pensamientos positivos con regularidad puede ayudarte a sentirte más feliz e incluso influir en tu vida de forma positiva.

Pero hay otro factor que quizá no hayas tenido en cuenta: la capacidad cerebral.

¿Sabías que la concentración mental, la creatividad y la agudeza, entre otras cosas, pueden ayudarte hacerte más feliz e incluso a tener más suerte?

Los que son más positivos y felices tienden a ser más conscientes de las oportunidades porque están menos estresados.

Pero, por la misma razón, puedes detectar más oportunidades si estás más atento y conectado.

Una vez más, el uso eficaz de la TCC requiere un entrenamiento mental, que a su vez requiere energía y concentración.

La última parte sobre el bienestar contribuirá a ello, pero además hay que asegurarse de que el cerebro tenga energía y funcione mejor.

Si estás aletargado y te distraes fácilmente, no podrás aplicar la disciplina necesaria para cambiar esos pensamientos negativos.

¿Cómo se puede aumentar la capacidad cerebral?

Una guía rápida para mejorar su cerebro

Una forma de mejorar rápidamente su cerebro es proporcionarle más energía.

Ya hemos visto que el sueño puede ayudar a ello, pero también puedes hacerlo con la dieta y los suplementos adecuados.

Por ejemplo, los ácidos grasos omega 3 ayudan a mejorar la permeabilidad de las células cerebrales, lo que a su vez ayuda a comunicarse rápidamente, mejorando así la potencia cerebral.

Del mismo modo, las investigaciones han demostrado que la creatina – un suplemento utilizado por los deportistas para aumentar la energía celular- puede mejorar la concentración y el coeficiente intelectual.

Aparte de la prueba del «doble N-Back», que aumenta la «memoria de trabajo» y, por tanto, el reconocimiento de patrones, los «juegos» de entrenamiento cerebral no han demostrado de forma concluyente que funcionen – Es esencial para ver y notar estas oportunidades.

Lo más importante es aprender a entrar en el «estado de corriente mental», el estado mental en el que todo parece no suponer ningún esfuerzo.

En este estado, el cerebro se inunda de los neurotransmisores dopamina, anandamida y norepinefrina, que trabajan juntos para mejorar el reconocimiento de patrones, los reflejos, la atención y la creatividad.

¿Cómo se desencadenan estos estados de flujo?

Es importante que convenzas a tu cerebro de que estás haciendo algo.

Puedes hacerlo utilizando la terapia cognitivo-conductual (ya lo tienes) y apasionándote por lo que haces, amando lo que haces y a tu pareja.

Las personas que se apasionan por lo que hacen son más felices, más centradas y más alegres.

¿Se puede ser feliz a través de la concentración y la práctica?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.